Donación de Plasma

El Municipio de Almirante Brown, a través del programa Causa Común y en coordinación con el Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires, ya concretó más de 420 donaciones de plasma y continúa trabajando en la búsqueda de pacientes recuperados de Covid-19 que puedan donar.

Ya se testearon a más de 1.000 personas para verificar si reunían los anticuerpos y las condiciones para ser donante de este hemocomponente que resulta central para el tratamiento y la recuperación de personas que tengan el virus.

Actualmente el distrito continúa de forma ininterrumpida con la campaña de donación de plasma y también de sangre, en simultáneo con el plan “Buenos Aires Vacunate” que permitió que más de 130.000 vecinos y vecinas avanzaran con la inoculación contra el Covid-19.

Si tuviste el virus y te recuperaste, o bien tenés intenciones de donar sangre, podés ayudar comunicándote al 1169602774 o enviando un email a causacomun@brown.gob.ar

En paralelo, la Provincia de Buenos Aires a través del Instituto de Hemoterapia del Ministerio de Salud bonaerense ofrece la linea 0800 222 0101 para información, asesoramiento e inscripción como donante de plasma.

¿Cómo es el proceso de donación?

En un primer paso, el Municipio contacta a los pacientes recuperados que están en condiciones de donar para que se hagan una extracción de sangre en la Casa de la Cultura, pasando por una serie de procedimientos.

Este testeo está conformado por una entrevista en la que se brindan los datos filiatorios, pasan por una entrevista médica y finalmente se extrae una muestra de sangre, que luego es analizada para ver si cuentan con los anticuerpos para ser efectiva la donación.

En caso favorable, y que la persona esté en condiciones de donar, el Municipio trasladará a donante para que le hagan la extracción del plasma. Este proceso permite separar ese componente de la sangre y devuelve glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas al torrente sanguíneo, junto a un compuesto de vitaminas para recuperar el volumen perdido. 

Una vez extraído, el plasma es derivado al Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires, donde es fraccionado en las proporciones justas y luego distribuido al sistema de salud pública de la Provincia para el tratamiento de los pacientes.