¿Cuál es el mejor seguro para proteger a tu negocio?

Ariel Arce, responsable de Seguros del Sur, explica qué seguros son lo más indicados según el tipo de empresa y cuáles son los más elegidos por los industriales.

Los seguros más contratados son los relacionados a la función diaria de la empresa. Por ejemplo, ART, seguros técnicos sobre las maquinarias que suelen ser valiosas, posibles daños sufridos por acontecimientos climáticos,  seguro de transporte de mercadería, de vehículos y algunos otros exigidos por las normativas vigentes municipales, provinciales y nacionales. A estos se le agregan otros riesgos a cubrir que son específicos de la actividad desarrollada por la empresa en cuestión.

Los tipos de seguros a contratar varían según el rubro al que se dedica la empresa. Sin embargo, es importante prestar atención y comenzar a observar con seriedad los seguros de impacto ambiental en la industria. Si bien las compañías de seguro se encuentran actualmente en la creación de una cobertura que realmente pueda cubrir daños generados al medio ambiente por accidentes de la industria, aún no se llegó a una fórmula que detente una aceptable valoración del posible daño a cubrir. Pero ya aparecieron algunas posibles pólizas como para no quedar totalmente descubiertos en este tema.

En esta actividad de lo que se trata es de mantener indemne el patrimonio del cliente, ya sea una persona o una empresa. El acontecimiento de un siniestro no necesariamente va a ocurrir, pero ante el infortunio siempre se trata de que la cobertura permita volver el bien dañado a su estado anterior al siniestro o, en el caso de un daño a terceros, que la suma asegurada permita que el cliente no se vea afectado por el relamo o demanda. Las empresas e industrias están sujetas a un porcentaje mayor de riesgos que los particulares, algunos provenientes del desarrollo mismo de la actividad que realiza, y otros por factores que le son ajenos pero cuyo daño puede ser muy oneroso. Por esta razón, es imprescindible para las PYMES contar con los seguros que las mantendrán a resguardo ante un acontecimiento indeseado.

En cuanto a lo estrictamente jurídico, el seguro cumple una función crucial. Las pólizas de responsabilidad civil patronal por ejemplo mantienen cubierto al empleador de los excedentes que un juicio laboral a la ART no llega a cubrir, por lo que el empleado reclama al empleador por esta diferencia. La responsabilidad civil por daños que pudiere ocasionar la empresa en su función diaria, ya sea por error propio o de sus dependientes, se dirime indefectiblemente en instancia judicial y suelen ser por montos que dañan la estructura financiera de la Pyme. Con la contratación de una póliza adecuada puede mantenerse al margen de los efectos de estos hechos indeseados pero posibles.

www.delsurseguros.com.ar