UNaB “Estamos escribiendo la historia”

El rector organizador de la flamante Universidad Nacional de Almirante Brown (UNaB), Rául Marino, cuenta en esta entrevista la experiencia de escribir de cero la historia de la tan esperada casa de altos estudios del distrito, un proyecto cargado de expectativas que el próximo año estará en marcha. “Aspiramos a que esta Universidad sea el mejor centro de investigación aplicada, desarrollo académico y profesional en las ciencias exactas y de la salud de la provincia”, aseguró Marino.

Raúl Marino nos cuenta “estamos escribiendo la historia. No es que uno toma algo que estaba funcionando y produce algún cambio. Es una responsabilidad. Me llena de compromiso y orgullo darle una respuesta a un pedido del Ministerio de Educación y Deportes. Aspiramos a que esta Universidad sea el mejor centro de investigación aplicada, desarrollo académico y profesional en las ciencias exactas y de la salud de la provincia. Apuntamos a que eso sea posible y convocamos a los mejores profesionales, a los más formados y a los que mejor se adecuen al perfil de nuestros equipos”.

¿En qué etapa se encuentra el proyecto?

Una universidad se crea por una ley del congreso, se designa el rector a posteriori y a partir de ahí hay que empezar a darle estructura. Tenemos una estructura compacta en funcionamiento, logramos la aprobación del estatuto, que es nuestra carta organizacional y estamos trabajando en el plan de desarrollo institucional, modelos pedagógicos y planes de estudio. Estamos orientando la puesta en marcha para fines de este año. La idea es lograr empezar las clases en el primer semestre de 2018. Ese es el desafío.

¿Cómo serán los planes de estudio?

En la etapa de formación del plan de desarrollo institucional, uno de los aspectos que se evalúan es la oferta académica. Hacerle una propuesta al Ministerio de Educación y Deportes de la Nación es el fin de un proceso de análisis socio ambiental del SIPAB, y de las expectativas y necesidades sociales de los grupos de interés de la Universidad. Con todo eso, armamos un cuadro de situación que nos permite diseñar el plan de estudio.  Planificamos en función de los desafíos locales y del mundo.

¿Cómo se dará la articulación entre el SIPAB y la universidad?

El Parque es uno de los principales impulsores de la idea de la puesta en marcha de una Universidad Nacional en el distrito. Por la necesidad de contar con mano de obra calificada y sobre todo empezar a tener en la zona capacitación a nivel universitario para las distintas actividades del parque. Como parte interesada, empezamos a trabajar en el diseño de la oferta  académica ajustada en gran parte a estas necesidades. Pensamos en una oferta de grado, pregrado, articulación con colegios secundarios, posgrado, especializaciones y doctorados.

¿Y con la comunidad de Alte. Brown?

Una de las razones del nacimiento de la Universidad es que el partido tenga una casa de altos estudio para formar a las personas del marco regional. Responde a la necesidad de acceso a este nivel por parte de los vecinos, y de formar profesionales de distintas ramas que puedan apoyar el desarrollo productivo e industrial de la región. Es lo que en general buscan todas las universidades regionales. Si bien la movilidad estudiantil existe, la idea es que la UNaB se convierta en un referente local para que todos los que accedan se queden o encuentren en Brown un lugar de radicación y desarrollo profesional.

¿De qué manera se vincularon con los colegios de la zona?

La creación de una universidad desde cero tiene muchas etapas. La primera es la del posicionamiento. Hay que generar la vida universitaria: cómo se inserta en la dinámica de una población que no la tenía o la tenía cerca, pero no convivían a diario. ¿Cómo hacemos para trabajar con las escuelas? Gradualmente, con visitas para contarles que existe la universidad pública en el distrito para empezar a posicionar la idea. Realizamos acciones concretas para tratar de despertar vocaciones en lugares en los que no había una cultura universitaria. Despertar vocaciones para el sistema universitario general. Si es la nuestra, tanto mejor.

¿De qué se trataron las acciones?

Hace algunas semanas empezamos un proyecto relacionado a la cultura borgiana y la ciencia, porque descubrimos en ese vínculo un potencial enorme. También lanzamos un ciclo de talleres y conferencias en los colegios para estudiantes de los últimos años, que se llama Conversemos, sobre charlas divulgativas de ciencias con oradores que puedan despertarles  interés. Otros proyecto está vinculado al emprendedorismo y los desafíos tecnológicos con los colegios secundarios a través de actividades lúdicas y competencias promoviendo la continuidad sus estudios en el ámbito universitario.  La idea es despertar el interés por la investigación aplicada y las ciencias exactas. Más hacia el fin del semestre tenemos pensadas algunas actividades con docentes para que ellos sean transmisores de esta idea en los estudiantes. Y a fin de año talleres de orientación vocacional para ayudar a los de los últimos años.

 ¿Cuál será el lugar que esperan ocupar en la relación entre el alumno y la comunidad?

Dentro del modelo pedagógico, no queremos que la universidad se comporte como un escenario en el que vienen, estudian y se van. Queremos ser un puente entre el nivel universitario y los receptores, como el Parque y el sistema de salud. La idea es que haya un área de vinculación específica que relacione a los actores interesados con el modelo de enseñanza. También queremos desarrollar un área de emprendedores e incubadora de empresas, que está un paso antes del egreso. Para que cuando terminen la carrera, puedan buscar áreas públicas y privadas para vincular sus proyectos. Otro trabajo grande que realizaremos será la oferta de becas y convenios estratégicos nacionales e internacionales, para que nuestros títulos sean reconocidos en nuestro país y en el mundo. Nuestros programas de estudios los armamos teniendo en cuenta esos estándares internacionales. Desde primer año, nuestros estudiantes tendrán que elegir un idioma obligatorio (portugués, alemán, francés, inglés o chino) porque son las herramientas que necesitarán para desenvolverse a futuro.

¿Cuál cree que será el diferencial para los estudiantes?

La experiencia universitaria del estudiante no debe ser sólo aprendizaje de contenidos. Dentro del plan de estudios tendrán actividades culturales y deportivas, para generar profesionales interdisciplinarios, con capacidad de trabajo en equipo y liderazgo de proyectos. Si no corremos el riesgo de formar gente con orientación técnica pero sin capacidad de exponer un proyecto o relacionarse. Todo ese tiempo de cursada vamos a ofrecerles la mayor cantidad de competencias posibles, para que cuando se inserten al sistema laboral el mundo identifique que son egresados de Brown. Es una responsabilidad porque dentro de algunos años ese estudiante estará encarnando un proyecto laboral o de investigación o de lo que sea en cualquier lugar del mundo. Esa es la trascendencia de la universidad.