“Tenemos una gran presencia en la comunidad industrial”

Juan Ignacio Gonzalo es desde hace cinco años el gerente de la filial Burzaco del Banco Credicoop, instalada en el SIPAB en 2007. En esta nota, habla de la importancia de contar con el apoyo y el acompañamiento de entidades bancarias dentro de los parques industriales. “Es el desafío de cada año coordinar una agenda de actividades que podamos realizar en conjunto”, sostiene.

¿En qué se diferencia el banco Credicoop de otras entidades del rubro?

No es un banco cualquiera del sistema financiero. Tiene la particularidad de ser una  empresa con doble carácter. Por un lado, es una cooperativa y gestiona como tal, y por el otro, es un banco. Todos los que forman parte del banco son socios de esta cooperativa, no clientes. Todos pueden acercarse a una sucursal del banco y hablar con empleados y funcionarios, participar activamente de la comisión de asociados y cogestionar desde lo institucional hasta lo comercial. Toda la rentabilidad que genera el banco ejercicio tras ejercicio se va capitalizando, no hay distribución como en otros bancos, que generan utilidades y a fin de ejercicio una parte se distribuye entre los accionistas. Como entidad de carácter social, fomentamos la justicia y equidad social; y este carácter institucional se aplica a todas las filiales y a sus comisiones de asociados. Cada sucursal tiene una comisión conformada por los mismos socios que, a su vez, se divide en secretarías con competencia en distintos temas. Otra de las grandes diferencias con el resto de la banca privada, tiene que ver con la rentabilidad como bien decía; nuestros planes integrales de gestión apuntan a lograr la rentabilidad mínima necesaria que el BCRA exige para poder operar en el sistema financiero. A contrario sensu, de obtener la mayor rentabilidad posible. Por eso también es que tenemos una diferencial en tasas.

¿Cómo llegó el banco al SIPAB?

Cuando tomó la decisión de instalarse en el Parque funcionaban el Banco Provincia y la agencia del Santander Río, que hoy ya es un banco. Credicoop siempre se caracterizó primordialmente por la atención a Pymes, que es lo que lo hace distinto de la banca en general, cuya actividad se concentra en personas y multinacionales. Nuestra cartera está compuesta en más del sesenta por ciento de Pymes. En los parques industriales hay muchas. Probablemente el motivo por el que se abrió la sucursal en el Parque tiene que ver con eso. Poner el banco al servicio de la Pyme, ya que entendemos que es la principal generadora de empleo en nuestro país.

¿Qué tipo de relación mantiene el banco con el SIPAB?

Diez años después, la relación con los empresarios del SIPAB es muy fluida. Tenemos una gran presencia en la comunidad industrial. No tenemos la totalidad de las empresas en nuestro banco, pero más del sesenta por ciento operan con Credicoop. En el Parque, también hay empresas multinacionales que por decisión de sus casas matrices eligen operar con la banca extranjera. Nosotros decimos que el dinero de los argentinos tiene que estar en mano de los argentinos. El capital de Credicoop es netamente nacional.

¿Cómo se vinculan con la Comisión Mixta?

Conformamos un vínculo importante con la Comisión Mixta en todas sus gestiones. Hemos desarrollado actividades juntos y el desafío de cada año es coordinar una agenda de actividades que podamos realizar en conjunto. La relación con el SIPAB es excelente, más allá de las distintas coyunturas de estos cinco años en los que fui gerente. Lo que prima es la agilidad en la atención. Por ser un parque industrial, hay poco barrio. Eso hace que se tenga más agilidad desde lo comercial. Al estar situado en este radio de atención, nuestros comerciales están mucho más cerca de las empresas, por geografía y por idiosincrasia.