Seguridad

¡ATENCION!

A los consorcistas del Parque, a nuestros vecinos, a la comunidad de Almirante Brown:

Estamos asistiendo atónitos a una serie de hechos delictivos que se intensifican día a día, sumándonos en el desconcierto y la impotencia.

Lejos de paralizarnos, esto nos moviliza y conmueve profundamente pues creemos que el esfuerzo que cada uno de nosotros ofrece a la comunidad ya sea en la generación de trabajo, prestación de servicios o en su aporte genuino al desarrollo de la sociedad, no merece estar expuesto a circunstancias tan lamentables como las que estamos padeciendo a diario.

No somos expertos en seguridad como para pontificar sobre tal o cual medida aplicable, pero somos extremadamente inflexibles en solicitar dichas medidas.

Necesitamos alertar debidamente a todos los que de una u otra forma estamos expuestos al accionar delictivo puesto que, lamentablemente, percibimos la ausencia del Estado en medidas y acciones concretas de salvaguarda y protección a los ciudadanos y en última instancia a los bienes materiales de los que cada uno dispone.

De una u otra forma, con menor o mayor intensidad y con diferentes grados de daño en sus consecuencias, las acciones delictivas se materializan de manera permanente pero con un común denominador: la tranquilidad con la que se las lleva a cabo, la falta de respeto hacia nuestras vidas mismas y la impunidad consecuente que en general domina la conclusión del hecho.

No nos sirve permanecer en la queja sino que, desde cada uno de nuestros lugares, debemos motorizar y exigir las soluciones que deban implementarse, actuar y ayudarnos entre todos con algunas recomendaciones a respetar en esta coyuntura.

Recomendamos enérgicamente extremar la atención y potenciar nuestra vigilancia en aquellos momentos vulnerables como pueden ser el ingreso o egreso a nuestras industrias, comercios y viviendas; lo propio en la utilización de vehículos comerciales o privados; la realización de gestiones o tramites que involucren bienes materiales de envergadura; el traslado y disposición de dinero; la concurrencia a instituciones bancarias y financieras y, en suma, la concreción de actividades potencialmente “atractivas” para los delincuentes ocasionales u organizados.

Paralelamente a estas recomendaciones, hemos de instrumentar ante las autoridades los reclamos y quejas que formalmente correspondan, en pos de lograr la intensificación de la vigilancia en la zona y las acciones preventivas y de presencia policial y patrullaje que de algún modo intimiden a quienes delinquen.

Es una simple enunciación no excluyente de otras, pero la ausencia de esas mínimas características en la administración de seguridad, es la que brinda a los delincuentes la tranquilidad para sus operaciones no respetando más que sus básicas necesidades de apropiarse de lo ajeno y sin temor ni riesgo alguno frente al accionar policial que, en muchos casos, realmente no existe.

Así como inclaudicablemente sentimos la necesidad de exigir respuestas y soluciones, también estamos dispuestos sin restricción alguna a colaborar con las autoridades en lo que resulte factible y en la forma que se estime conveniente o necesaria proceder.

Unión Industrial Alte. Brown – COMISIÓN MIXTA – Rotary Club de Alte. Brown