El Desempleo y la Tecnología

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y LA ROBÓTICA EN EL TRABAJO. ¿GENERA DESEMPLEO TECNOLÓGICO?

En primer lugar es una tarea muy complejapredecir el impacto de la automatización en elempleo. La tecnología abre puertasimpensadas y además hay muchas cuestionesindirectas en juego.

Una de las claves para analizar el impacto delas nuevas tecnologías en el ámbito laboral sevincula con una distinción importante: profesioneso trabajos, por un lado; y tareas/actividadesque los integran, por otro. En general, los oficiosy las profesiones que desarrollan las personasestán conformados por múltiples y diversastareas, que a su vez requieren distinciones conrelación a las capacidades cognitivas que hay detrásde cada una.

La automatizaciónpresenta una mezcla entre desafíos y oportunidades:aumento de productividad, simplificaciónde procesos, optimización de derechos, reducciónde accidentes, mejores condiciones detrabajo, menos trabajos riesgosos, entre muchosotros. Eso, en esencia, se debe a que enlos próximos años asistiremos a un reemplazoprogresivo de las tareas humanas en actividadesrutinarias o de otras que son mecánicas y repetitivas,aunque son parte de otras actividadesmás sofisticadas; ésta misma, en definitiva, efectivamente sustituirá ciertas actividades en el ámbito de un empleo y ello en esencia transformará la naturaleza de los trabajos, pero estos, en sí mismos, no se encuentran en riesgo. Que ciertas tareas se automaticen no significa indefectiblemente que el trabajo humano sea sustituido por las máquinas, sino que existirá una nueva configuración en la división de tareas entre ambos, un cambio de paradigma.

En conclusión, en el corto plazo, la influencia de la tecnología y la automatización tendrá un débil impacto en el empleo en los próximos años y, contrariamente a lo que intuimos, los avances en tecnología son vistos como una fuente generadora de empleos más que como una destructora.