CARBEMIX: una empresa de alta proyección

CARBE S.A. es una empresa de larguísima historia: Hace cuarenta años que se destaca como empresa constructora especializada en infraestructura urbana, veintiocho que se dedica a la producción de hormigón elaborado y seis que le dió vida a una nueva unidad de negocios: CARBEMIX. Hace casi tres décadas que la empresa se dedica a la elaboración de este material tan necesario en todo tipo de construcciones y un poco más de dos que desembarcó en el SIPAB.

Con más de cuarenta empleados, entre vendedores, administrativos, plantistas, choferes de camiones, empleados de logística, laboratorio y control calidad, CARBEMIX es una empresa que está certificada bajo Norma ISO 9001 desde 2014. “En el país, hay unas 300 hormigoneras y no más de 25 están certificadas. Somos una minoría los que estamos convencidos de seguir diferenciándonos en base a la calidad”, explica Sergio Bègue, uno de los titulares de la compañía.

Entre sus múltiples iniciativas, se cuenta su destacada participación en la Asociación Argentina de Hormigón Elaborado, en la que ocupa la vicepresidencia. “Formar parte de la AAHE demuestra que tanto puertas adentro como puertas afuera estamos trabajando en una industria más profesional, más seria, en una diferenciación permanente.” cuenta Bègue.

 

¿Cómo surgió la necesidad de ampliarse?

 

Al ser una empresa constructora contábamos con la capacidad instalada, es decir la planta de hormigón, los camiones motohormigoneros y la planta de asfalto. Y funcionaban sólo cuando teníamos obras que consumían estos materiales. Cuando no había obras las plantas simplemente estaban paradas generando costos fijos elevados. Teníamos la infraestructura y el conocimiento porque llevábamos muchos años trabajando con hormigón y con asfalto, y había una necesidad en el mercado. Entonces decidimos abrir CARBEMIX, con una propuesta superadora a la oferta que había disponible: Trabajar con los más altos estándares de calidad ofreciendo un servicio sobresaliente. Rápidamente nos diferenciamos en base a nuestro compromiso para con nuestros clientes y una honestidad incuestionable. Habiendo logrado posicionarnos como líderes en nuestro mercado de influencia, iniciamos un plan de expansión que nos va a permitir crecer considerablemente en los próximos años.

 

¿Cuál es la principal característica de este plan de expansión?

 

La principal característica de nuestro plan es una fuerte y sostenida inversión en equipamiento de última generación.

Hace algunos meses comenzamos a operar una segunda planta en Lomas de Zamora, con la que casi duplicamos nuestra capacidad de producción. En paralelo, hicimos una inversión para comprar una planta nueva, la tercera en operaciones, que va a estar ubicada también dentro del Parque Industrial. No sólo aumentaremos la capacidad de producción a casi el triple de la actual, sino de también multiplicaremos nuestra capacidad de transporte: Sumaremos unos quince camiones motohormigoneros en los próximos 12 meses. Este plan de inversiones considera también la actualización de nuestras palas cargadoras y la incorporación de nuevas bombas de hormigón.

Un dato muy importante para destacar es que esta nueva planta que compramos a la empresa Betonmac cuenta con un equipo mezclador de hormigón superando al estándar básico de la industria. Lo habitual es que las plantas sólo dosifiquen los materiales y estos se mezclen dentro del camión. Con esta inversión estamos subiendo nuevamente la vara en la calidad. Este mezclador nos permite mantener un control aún más exacto de los hormigones que producimos. Es una inversión mucho mayor, pero nos mantiene como los referentes de calidad en nuestro mercado. CARBEMIX tiene como premisa diferenciarse siempre, ofreciendo hormigones de excelente calidad y asegurando un servicio sobresaliente.

 

¿Quiénes son sus clientes?

 

Fuimos evolucionando, creciendo en cantidad y calidad de clientes. Nuestra realidad hoy muestra que somos proveedores estratégicos de muy importantes empresas constructoras de obra pública, con proyectos emblemáticos como el nuevo Viaducto Puente La Noria, la continuación de la autopista del Buen Ayre, desde el acceso Oeste hasta la autopista Buenos Aires-La Plata, diferentes plantas de AYSA y varias obras de pavimentos e infraestructura dependientes del Vialidad Nacional y el Ministerio de Transporte de la Nación.

Dentro del sector privado somos proveedores de muchas empresas medianas y pequeñas que llevan adelante obras variadas desde viviendas familiares e interesantes proyectos de propiedad horizontal hasta grandes naves industriales.

Estamos agradecidos de que nuestros clientes nos sigan elegido. Y al mismo tiempo estamos orgullosos de que nos valoren por la calidad de nuestros hormigones y el servicio que damos.

 

¿Cómo el trabajo diario en una hormigonera?

 

La industria del hormigón elaborado se basa en dos pilares fundamentales. La Logística, que se traduce en servicio, y la Calidad de los hormigones que elaboramos. Nuestro día a día logístico se define en una comunicación muy fluida con los clientes y en una programación de las entregas con la mayor anticipación posible. Nuestra “pata” logística es muy fuerte y nos diferencia muchísimo, porque sabemos qué necesita cada cliente, cuándo lo necesita, y cumplimos con esas necesidades. El hormigón es un producto perecedero. No se estoquea. Desde que se inicia el proceso de elaboración contamos con unos 90 minutos hasta que comienza el proceso de fragüe, y este debe suceder con el hormigón ya colocado en su posición final. Esto es un trabajo de logística enorme. El cumplimiento de horarios es fundamental en nuestra industria: Cada minuto de demora se traduce en costos de obra más elevados. La otra parte clave del día es el control de la producción. Tenemos nuestras plantas completamente automatizadas, lo que nos permite llevar un registro detallado de nuestra producción y trazar la historia de nuestros hormigones desde el remito de entrega hasta la recepción de las materias primas. Por último, nuestro laboratorio respalda la calidad de los productos que se elaboran minuto a minuto. Operamos en una industria que se vuelve cada vez más exigente y estamos preparados para el desafío.

 

¿Cómo es la vida en el Parque Industrial?

 

Estar en un parque industrial nos permite asegurarnos futuro. Estamos organizados dentro de un espacio sustentable y esto es fundamental para llevar a cabo, y de una forma ordenada, nuestro plan de crecimiento. Si estuviéramos ubicados cerca de una zona residencial que crece, tarde o temprano deberíamos mudarnos. El parque industrial además nos ofrece accesos estratégicos: Estamos a metros de tres rutas provinciales. Por otro lado la infraestructura industrial, servicios y accesos amplios simplifican nuestros movimientos logísticos.